miércoles, 20 de junio de 2012

Crónica roja en Bolivia

Pocas veces la crónica policial es contada de una forma tan particular, como aparece en el libro La chica mala del periodismo. Crónica roja en Bolivia, presentado el pasado martes.

Se trata de 11 crónicas realizadas por jóvenes, la mayoría, periodistas de medios escritos y uno de televisión, de La Paz, El Alto, Cochabamba, Oruro y Santa Cruz, quienes participaron durante un año en un taller sobre la temática, organizado por la Fundación para el Periodismo y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung, mediante C3 Centro de Competencia en Comunicación para América Latina.

La crónica variada

En el texto se puede encontrar las historias que salen en las secciones “rojas” de los medios: violaciones, atracos, celos psicópatas, violencia intrafamiliar, secuestros, suicidios, asesinatos, narcotráfico o venganza, por citar algunos temas. Pero en el libro se cuenta la historia completa de lo que quizás superficialmente se informó por los medios masivos de comunicación.

Violencia intrafamiliar

Mediante las 11 crónicas se puede conocer el porqué de muchos hechos, como de aquella mujer que asesinó a su marido, a quien se la condenó mediáticamente, pero poco o nada se indagó que durante años era víctima de violencia intrafamiliar, una crónica de Anahí Cazas, redactora de Página Siete.

Crónicas de La chica mala del periodismo

El fin de la fiesta Isabel Mercado.
Más vale muerto que vivo Alejandra Arrien.
Amores que matan Anahí Cazas Álvarez.
CSI-El Alto: niños que matan como en la tele Álvaro Irusta.
Narcohistorias Daniela Romero.
Secuestro y tortura express Álvaro Cuéllar.
Molina Ubano, Asesinatos SA Elvis Cruz Toro Aranda.
Víctimas asociadas Pablo Peralta.
Raticida: un pasaje barato hacia la muerte Dehymar Jesús Antezana Antezana.
Bala por bala Katiuska Vásquez.
Bolivianos venden a bolivianos Berthy Vaca Justiniano.

Página Siete

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada